El casco, ¿cuestión de vida o muerte?

El casco, ¿cuestión de vida o muerte?

Montando en bici, hay factores que pueden marcar la diferencia entre seguir vivo y no poder contarlo. Uno de estos factores es llevar puesto el casco. No es un simple elemento decorativo o parte de la equipación que te pones para salir con tu bicicleta, sino que debes llevarlo para que te proteja y, lo que, es más, para que pueda salvarte la vida.

Según la Ley de Seguridad Vial, el uso del casco es obligatorio en vías interurbanas, independientemente de la edad del ciclista, y en vías urbanas, solo para los menores de 16 años. Sin embargo, desde Bicicletas Valdayo tenemos la obligación moral de pediros que, sin importar vuestra edad, llevéis siempre puesto el casco cuando os subáis a la bici por una razón muy sencilla: que vuestra cabeza no es tan dura como pensáis mientras que el suelo sí que lo es, sea el trayecto que sea (mucho más a la velocidad y ritmo que se alcanza). Es cuestión de vida o muerte.

Para que el casco cumpla su función, debéis tener en cuenta varios aspectos:

El casco de ciclismo: Antes de comprarlo

Antes de comprar un casco debes asegurarte de que esté oficialmente homologado. Ojo con las copias ya que, por muy atractivas y económicas que sean, no se preocupan por tu seguridad e integridad física, pudiendo resultar una elección fatal.

Elige siempre un casco específico para el ejercicio del ciclismo, en función de la modalidad que practiques. Por ejemplo: no es válido un casco de moto porque no tiene nada que ver la velocidad y los movimientos que hacemos con los propios de los motociclistas. También el peso es muy diferente.

El casco de ciclismo: Uso correcto

- Con el fin de que el casco realice la misión para la que ha sido fabricado, es fundamental que lo tengas correctamente ajustado y colocado.

- Si, desafortunadamente, tienes un accidente y el golpe es fuerte, el poliestireno del casco se romperá ya que, de ese modo, absorbe la energía del impacto y consigue que tu cabeza no se facture. Es posible que los daños no sean evidentes, sin embargo, lo más seguro es que haya perdido sus características protectoras. Por eso, llegado este punto, será necesario que lo sustituyas por otro nuevo.

El casco de ciclismo: Mantenimiento apropiado

- Con el paso de los años, el poliestireno de la parte interior del casco (que es el que absorbe y disipa la energía de los golpes que puedes recibir) va perdiendo progresivamente sus propiedades ya que está expuesto a la sudoración, las variaciones de temperatura o los rigores del tiempo meteorológico (lluvia, hielo/nieve, calor…).

Aunque la conservación óptima de las propiedades del casco dependerá en gran parte del uso y los cuidados que le deis, la realidad es que tienen una “fecha de caducidad” que va de unos 3 a 5 años, dependiendo del fabricante. Para poder controlarlo, os aconsejamos que guardéis el justificante de compra. Así podréis recordar desde cuándo lo tenéis.

- Para mantener las propiedades del casco en perfectas condiciones debes:

  • . Limpiarlo periódicamente con agua templada y jabón neutro para quitar el sudor.
  • . Antes de guardarlo, secarlo siempre con un paño suave o a la intemperie, sin que le dé el sol ya que, si lo guardáis en  una bolsa con humedad, proliferarán las bacterias. 
  • . Guardarlo en sitios lejos de la luz solar para evitar que lo dañe. En el mismo sentido, no se os ocurra dejar el casco en el coche a pleno sol ya que la temperatura que puede alcanzarse en el interior acelerará su deterioro.

En Bicicletas Valdayo tenemos gran variedad en cascos de ciclismo a los mejores precios del mercado. Si necesitas un casco para bicicleta, entra en nuestra tienda online y cómpratelo ya.    

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:

Promociones