¿Tienes claro cuándo debes poner cubiertas nuevas a tu bicicleta?

¿Tienes claro cuándo debes poner cubiertas nuevas a tu bicicleta?

En Bicicletas Valdayo nos preocupamos por tu seguridad. Da igual que sea MTB, urbana, de carretera o triathlon, te vamos a dejar algunas pistas para que sepas, a ciencia cierta, si ha llegado el momento de cambiarlas.  

Los neumáticos de las ruedas o cubiertas constituyen una de las partes de mayor importancia de tu bicicleta puesto que es la única que roza directamente con el suelo y, si está deteriorada, puede provocar situaciones no deseadas e incluso peligrosas.  

Entonces, ¿en qué momento debes sustituir las cubiertas por otras nuevas?

Existen diversos indicios que nos permiten determinarlo. Tener presente la fecha en que se compraron o el número de kilómetros que hayas recorrido con ellos no suponen algo determinante por sí mismo. Debes tener en cuenta otros factores como:

- El uso que hayas hecho de tus cubiertas, si ha sido agresivo o no, si has derrapado con ellas con mucha frecuencia o si sueles frenar bruscamente.

- La clase de recorridos que sueles hacer, campo a través, por carreteras, por pavé …

- La humedad y temperatura de la zona en que te mueves. Si vives o entrenas en un lugar muy seco, los neumáticos pueden agrietarse y terminar rajándose al ejercer presión sobre ellos o por un golpe.

- Las materias primas con las que se han fabricado.

En consecuencia, se trata de prestar atención a diferentes aspectos. El principal y que suele saltar a primera vista, es el desgaste del centro de la cubierta o “banda de rodadura”. Si está muy erosionada, la tracción, la forma en que el neumático se agarra al suelo y en que frena, disminuyen de manera drástica, pudiendo ocasionar accidentes y sorpresas inesperadas. En este caso, no lo dudes, ha llegado el momento de sustituirla.

Ahora bien, no te fijes solo en los tacos centrales del neumático, observa también el estado de los tacos de los lados de la cubierta que son los que intervienen al girar en una curva inclinándote. Es posible que ya no queden o que estén rotos por culpa de terrenos pedregosos, aceras afiladas, pasos estrechos, etc. Tampoco en este caso puedes demorar mucho más el cambio.

Tanto si tu neumático está desgastado como si se ha agrietado, ten en cuenta que la probabilidad de que cualquier objeto punzante se quede clavado en tus cubiertas aumenta de forma exponencial, aunque sean tubeless.

Es cierto que debemos hacer una mención especial a las cubiertas para bicicletas de carretera. No tienen el mismo taqueado que el resto así que debemos centrarnos en otras particularidades como el deterioro del dibujo que traen de fábrica algunos modelos o, por encima de todo, en la forma su perfil, si es redondeado o ya está plano por el uso. Mientras más plano esté, más desgastado estará y menos frenará y se agarrará al terreno, creciendo el peligro de sufrir una caída. En consecuencia, si tu rueda ya se ve plana, no te lo pienses más, a por otra nueva.

Otras señales que también son alarmantes son los siguientes:

- Un número injustificado de pinchazos. Pueden ser un síntoma de que es hora de comprobar el estado de las cubiertas

- Que la carcasa se esté desprendiendo de la goma exterior.

- Que haya quedado al descubierto la carcasa del interior de la cubierta.

En este último caso, os recomendamos que no continuéis circulando con esas ruedas ya que el deterioro es enorme y puede resultar muy peligroso.

Etiquetas: cubiertas

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:

Promociones